La Zona Franca del Puerto de Sevilla. Interés de las últimas noticias. ¿Puedo soñar?

Puerto de Sevilla, mejoras.

Importante apuesta económica de esta ciudad que precisa del acuerdo de las tres administraciones, Local, Autonómica y Estatal. Es una buena noticia que la Autoridad Portuaria esté  Delimitando los Espacios y Usos Portuarios, mediante la figura DEUP, que viene a ser un Plan de Usos, necesario para aclarar qué partes tienen un destino más urbano entendido como de ciudad, y de su maclaje en ésta y qué partes mantienen su actividad pura de logística portuaria incluso para el caso que se plantea de potenciar los terrenos portuarios.

Históricamente los Puertos han sido esencia de muchas ciudades a la par que su negación como tales. El caso de Sevilla, Sevilla ciudad de paso (del este al Oeste, desde el mar es el primer “puente” por causa de las marismas de Doñana) y Sevilla ciudad de puerto fluvial protegido por la Corona.

Estas dos circunstancias fueron volviéndose en su contra con la pérdida del Monopolio (traslado por razones técnicas y por acuerdos de liberalización internacionales sobre el Mercado de Indias) y con las razones logísticas que todos conocen:

Pérdida de capacidad respecto de las nuevas formas de traslado de mercancías marítimas a través de barcos cada vez mayores

Inexistencia de un hinterland industrial o, a menos, agrícola, que justificara la transformación en un “canal” de gabarras, económicamente viable.

Por esta razón el Puerto de Sevilla anda retrocediendo hacia el mar liberando muelles para el ocio y disfrute de los ciudadanos, “buscando una salida al mar que tiene que hacer por terrenos farragosos …”

Las actividades lúdicas y deportivas se han asentado incrementándose cuando el arrabal de Triana crece protegido por las defensas y la Corta del Río/Ría y  se potencia con el ensanche de García Mercadal, ensanche reinterpretado al uso de esta tierra, con el nombre de Los Remedios.

Todos tienen en sus mentes Chapina, el remo, la canoa, el kayak, los clubs deportivos, el paseo de Marqués del Contadero, el muelle de Nueva York, el no traslado del puente de hierro, el muelle de las Delicias ….. y la integración en la ciudad de todas las “cortas”

También debemos incluir las piezas comerciales de la Avenida de la Raza (yo sigo llamándola en singular como a la Avenida de La Palmera, y mis razones históricas tengo para ello), con naves actividad tan urbana como: muebles de oficina, venta de productos extremeños, guardería, taller de neumáticos, concesionario de vehículos, o supermercado, entre otros.

No voy a hacer semblanza del fallido Canal Sevilla Bonanza porque no quiero calentarme con los intereses económicos que ahora se esconden con las palabras autonomía, autodeterminación, hecho diferencial o independencia como ocurriera con Hytasa aquí o con el Puerto de Castilla en Santander en su momento.

El Puerto es un puerto local, comercial, importante para la economía de la Ciudad de Sevilla y de un entorno muy limitado, que está consiguiendo dar servicio a cada vez más territorio de la península ibérica. Esto tiene sus limitaciones objetivas.

Su carácter de puerto de interior es un arma de doble filo. Un hinterland industrialmente más denso lo hubiera potenciado. Su intermodalidad ferroviaria y viaria son perfectas, hasta el extremo de ser el primer puerto andaluz en tráfico ferroviario y el cuarto de toda España.

Tiene conectividad en ambos márgenes conectándose con la estación de Contenedores de la Negrilla e integrándose en la red ferroviaria nacional.

Está conectado tanto a la ciudad por sus dos márgenes, como a las dos circunvalaciones estatales, la actual SE-30 y la SE-40 en construcción. Por su norte la primera, y por su Sur la segunda.

Pero su conectividad con el Aeropuerto y con puertos y polos industriales complementarios (me refiero a la Bahía de Cádiz y al Polo Químico de Huelva), es inexistente o muy débil.

No obstante tiene una alta consideración estratégica recogida por los políticos pues Ayuntamiento, Junta, Gobierno Central y Europa lo tienen en consideración:

La UE lo incluye en las redes estratégicas TEN-T desde finales de 2013, pero es el noveno puerto español en tráfico de contenedores.

El Gobierno de España se ha volcado en la potenciación de su actividad logística, alcanzando a ser el primero de  los Puertos Andaluces en superar el 50% de ocupación.

La Junta de Andalucía lo define como estratégico para Sevilla junto al Airbus y a Cartuja 93, a través de la Consejería de Economía.

El Ayuntamiento va integrando las piezas limítrofes entre la ciudad y el Puerto y lanza la idea de la Zona Franca para su estímulo.

El Propio Puerto acuerda sus planes mediante varios grupos de intervenciones que casan con las anteriormente establecidas por las Administraciones dándoles forma:

Proyecto Estratégico de Mejora de Acceso Marítimo que se conforma con la nueva súper esclusa ya funcionando y con el dragado del río hasta Bonanza.

  • Conectividad exterior cerrando el anillo ferroviario por ambos márgenes, y las conexiones con la Se40, en curso.
  • Proyecto SmartPort, que aquí se le llama I+D+i TecnoPort 2025, para su integración como puerto tecnológico de tecnología punta ligado a las smart apps.
  • La Constitución de la Zona Franca para empresas Import-Export, que debe ir ligada operación similar en el entorno aeroportuario, causam Airbus Military.
  • El desarrollo de la integración continua de la frontera entre el Puerto y la Ciudad con el Proyecto SevillaPark

Los particulares han respondido a este esfuerzo público (o viceversa) adquiriendo concesiones y realizando inversiones durante este siglo XXI que alcanzan los 300 millones de euros: Los sectores agroalimentarios, logísticos y algo los industriales son los principales exponentes de estas inversiones.

El trabajo que recae sobre el equipo que dirige la actual Presidenta es importante y se avanza en él. Más en los epígrafes dos al quinto, que en el Primero.

El primero es un epígrafe complejo: Dragar el Río, Profundizar su canal navegable y Proteger las márgenes minimizando el impacto físico sobre Doñana. Para entender esa complejidad sólo pido que recuperen en su memoria la imagen inicial de la película La Isla Mínima, que hace un recorrido multicolor y onírico pero real sobre el maravilloso estuario que el Río Betis nos ha dejado a lo largo de siglos y que sólo quien lo vive y quien lo estudia pueden llegar a atisbarlo hasta el enamoramiento.

Pero, ¿qué pasará con el dragado del río? Será posible defenderlo ambientalmente? Tiene sentido si extendemos la curva estadística de lo que ha ido ocurriendo en estos últimos siglos que describiera atinadamente Domínguez Ortiz en Orto y Ocaso de Sevilla?

Yo creo que el Puerto es necesario para esta ciudad. Pero hay que pensar en esas actividades y Usos viendo nuestro entorno futuro y nuestro entorno físico.

He estudiado en Urbanismo la integración Puerto Ciudad llamándome la atención la construcción de súper puertos, primero junto a los históricos reconvertidos en puertos deportivos de los que Marsella es un ejemplo precioso, (Marsella es Francia en el Mediterráneo) y ahora ya los veo proyectados fuera, totalmente metidos en el mar con unas defensas costosas a corto plazo pero obvias por haber elegido estratégicamente su posición relativa y desde luego ligados al sistema de contenedores.

Por eso me pregunto al pairo de la noticia de la que me hago eco. ¿Zona Franca? Sí, pero quizás el Puerto de Sevilla deba entenderse como una parte remansada e interior de otro u otros puertos con los que una comunicación ferroviaria “preferente” ayudaría a desarrollar lo muy deprimido que económicamente se encuentra el triángulo que, con centro en lo que muchos piensan debió ser la Atlántida (Doñana), une equidistantes a Huelva, Cádiz y Sevilla.

No puedo admitir el recuerdo de los enfrentamientos por la falta de carga de trabajo de reparación de cascos en las tres ciudades mientras el contratante jugaba con todos nosotros, al menos a mi parecer, a cambio de unos cuantos jornales en soldaduras.

Si, además de la conexión territorial de toda España Centro y Sur con el Súper puerto de Algeciras, pudiéramos convertir a los Puertos de Cádiz y Huelva con el de Sevilla en un triángulo funcional debidamente comunicado y contrapesado, apoyado en las actividades mineras y químicas de Huelva y en las militares y constructoras de Cádiz, ¿no sería más interesante presentarnos ante la competencia agrupados para vender un producto de mayor “tonelaje” competitivo, y complementario?.

¿Es el dragado del río más o menos costoso (podría ser objeto de una intervención menos agresiva de entre las que se están estudiando) que la ejecución de estas infraestructuras ferroviarias, debidamente potenciadas, con  una política coordinada y concertada de los tres puertos?

Podríamos llegar a hablar del Súper puerto del Guadalquivir, o del Súper puerto Doñana? Uniendo las actividades y la conectividad de los tres y coordinándolas pero no enfrentándolas.

¿Hay alguien ahí que me escuche? ¿O seguiremos con el Reino de Taifas en que nos estamos convirtiendo quinientos años después?

Tres alcaldes de un mismo partido gobernante y una Junta de Andalucía de otro color, con un año de elecciones en los tres niveles políticos en las que cabe esperar algunas sorpresas.

¿A quién dirigir esta plegaria?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *