Eduardo Barrilero: "En España no hay trabajo para tantos abogados"

Una reciente entrevista a nuestro gran amigo, tanto empresarial como profesionalmente revela los planes internacionales de la firma y hace referencia a la pocas posibilidades de crecer en volumen que tienen muchos despachos.

abogados

Durante muchos años, el abogado Eduardo Barrilero (Madrid, 1957) se ha mantenido por decisión propia lejos del foco mediático. La situación en País Vasco en las últimas décadas le aconsejó prudencia para un despacho de abogados nacido en Bilbao hace casi 25 años, y que tras asentarse en Euskadi -con otra oficina en San Sebastián-, ha sabido expandirse en el territorio nacional, con sedes en Madrid, Barcelona, Sevilla y Vigo, de donde en la actualidad ya procede la mayoría de su negocio.

“En 1991, cinco amigos treintañeros, que habíamos trabajado en Arthur Andersen y en Cuatrecasas, decidimos ser socios de este proyecto y, desde entonces, la firma ha ido siempre creciendo y de forma independiente”, afirma el socio director. En la actualidad, cuentan con más de cien trabajadores -72 de ellos abogados- y en el ejercicio 2013 facturaron 16,8 millones de euros.

Barrilero asegura que, con los años, “han pasado de asesorar sólo a empresas familiares a tener muchos clientes multinacionales y a tejer acuerdos con bufetes en Europa y EEUU”.

Ahora, y de cara a los próximos cinco años, “la firma va a incidir en un plan de acción para trabajar para más empresas con negocios en varios países y mejorar su presencia en otras jurisdicciones, por ejemplo en Latinoamérica, donde se está creando ahora una alianza con bufetes de 12 países. El siguiente paso será dirigirnos hacia Asia, que es la zona geográfica del futuro. Además, vamos a abrir próximamente oficina propia en Londres”, desvela el letrado.

Barrilero valora muy positivamente cómo está cambiando el signo de la economía en España, y que los bufetes ya están percibiendo. “Se está produciendo un importante movimiento del mercado inmobiliario en nuestro país. Notamos una gran entrada de inversión extranjera y captamos muchos clientes en este sentido. Por este motivo, nuestros departamentos de inmobiliario y de administrativo están creciendo y, por contra, áreas como laboral, que en años anteriores habían despuntado, ahora se han ralentizado”.

El abogado añade que “la economía española está funcionando bien en 2015, mucho mejor de lo que se esperaba, con operaciones de mayor valor añadido. Por ejemplo, el sector industrial -al que nos dedicamos mucho- está despegando, y se ven rentabilidades significativas, como en la siderurgia”.

image001

Vía: expansión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *