Futuro de los suelos frente al Aeropuerto de Sevilla. ¿Cuándo un Parque Aeronáutico?

El suelo del aropuerto de Sevilla puede implementar mejoras

Una vez que se confirma la noticia sobre la resolución de los accesos a San Nicolás Este y Oeste por lo que se iniciará la urbanización de los terrenos para implantar Ikea, es necesario que el Ayuntamiento tome conciencia que en unos años tendrá urbanizado todo este frente aeroportuario.

Deberá pensar estratégicamente para cuando se encuentre con este suelo debidamente urbanizado y listo para su entrada en mercado.

Se trata de dos paquetes de un millón de metros, que cambiarán todo el frente al aeropuerto, desde las luces a la altura del parque del Tamarguillo (Alcosa) hasta el final del término municipal llegando al Centro industrial Los Espartales, en la Rinconada, donde se emplazan Coca-Cola y otras empresas de embotellado y distribución metropolitanos, así como un Factory.

Esos dos paquetes se pondrán en mercado en dos partes, (primero San Nicolás Oeste, y posteriormente San Nicolás Este) un millón de metros cuadrados de actividades NO residenciales ligadas a la Industria, a los Servicios Avanzados y a los Servicios terciarios.

Miremos el parque aeronáutico de la Rinconada, cinco kilometros más alejado en la misma A-4, como ejemplo y referencia. Y pensemos en el futuro del de Sevilla, que sería más amplio

“San Nicolás Oeste/Este  puede y debe convertirse en un Parque aeronáutico de servicios aeroportuarios.”

Efectivamente la ciudad donde se encuentra el Airbus, el Aeropuerto y donde nace la historia aeronáutica de este país no ha dispuesto aún de un sector dedicado expresamente a dar al Aeropuerto y a su actividad comercial e industrial una oferta de suelo ad hoc.

Aprovechemos que la Implantación de Ikea y de Iice, con una gran centro supraprovincial de 150.000 metros construidos sobre rasante en 250.000 metros de solar, permitirá dejar urbanizado y en situación de salir a mercado la primera fase del frente aeroportuario de la ciudad de Sevilla, (el Oeste), y engarzados los sistemas viarios y de infraestructuras de la segunda fase,  (El Este).

Con un marco inicial urbanizado, con una locomotora, como es la de Ikea que permitirá dejar hechas las calles y conexiones esenciales, el Ayuntamiento podrá afrontar una política propia de conformación de un Parque de Servicios Aeronáuticos frente a su propio Aeropuerto.

O sea que la operación Ikea-IICe no es el fin como muchos piensan. Es el principio, es la base real de inversión previa y necesaria para poner en carga el frente aeroportuario potenciando con suelo y urbanismo propios lo que le pide el propio Aeropuerto: disponer de espacios urbanos y construidos desde los que dar los servicios complementarios a la ciudad y al Aeropuerto ayudándole a alcanzar el nivel de sinergia y con ello de excelencia del que adolece.

Efectivamente, cumplirá la función de lo que en Málaga es Plaza Mayor y su entorno. Una vez las calles, accesos y conexiones hechos, es la semilla, FUNCIONANDO, de una implantación metropolitana de servicios aeroportuarios y de empresas como ocurriera en Madrid en la Salida Zaragoza (siglo XX) y ahora en la salida Burgos (siglo XXI)

Los usos posibles así lo permitirán pues pienso en todas las demandas propias de un aeropuerto de vocación supraprovincial:

Hoteles de distintas estrellas (ubicados ahora en el nudo de la gota de leche) en lugar de frente al Aeropuerto.

Conexión directa con el Metro (y tal vez con el tiempo con Santa Justa) y desde luego mediante taxis y bus, éste con carril propio, si conviene.

Empresas de vehículos de alquiler que pueden dar su servicio en el Aeropuerto, pero disponer de sus instalaciones al otro lado de la A-4

Empresas de catering, de reparaciones, de repuestos, etc que atienden actualmente la logística aeroportuaria desde áreas desperdigadas en el entorno disperso del Aeropuerto, pudiendo optimizar sus instalaciones en estos nuevos solares y con sistemas de acceso directo.

Empresas de alta tecnología que les convenga ubicarse frente al Aeropuerto y al Airbus en un centro logístico que puede incluso ser cerrado o de control restringido con vigilancia.

Escuelas de Pilotos, o controladores aéreos y de otras profesiones ligadas a la actividad aeroportuaria, como mecánica, electrónica, radares y telecomunicaciones, pero también para los servicios de logística, luggage, seguridad, atención turística, que debe atender al complejo aeroportuario y servir para formar a personas para buscar trabajo en otros destinos.

Estas ideas no son incompatibles, muy al contrario, con las pretensiones esbozadas en el Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Sevilla aprobado por la Junta de Andalucía,  en desarrollo del POTA, pues estableció para ello un Área de Oportunidad.

Y tampoco lo son para el vigente Pgou de Sevilla, que pretendió obtener suelos de cesión agrupados en el eje entre San Nicolás Oeste/Este con el fin de disponer de al menos un embrionario centro de actividades aeroportuarias de iniciativa pública, lo que se recogió en los Conciertos y Convenios vinculantes, previos a la aprobación definitiva del Pgou 2006.

Añadimos que desde el Pgou, y desde la oficina que funcionó un tiempo después, ya se concretaban algunos de estos aspectos, como la traza del Metro de Sevilla, prolongándose desde Sevilla Este al Aeropuerto, o las reservas que se hicieron de suelos para el posible trazado Ave desde Santa Justa hasta al menos el Aeropuerto, buscando seguir luego por los Alcores, y sobre todo en las pretensiones de los redactores del Pgou de prolongar Kansas City con una amplísima sección viaria urbana apoyada una franja de jardines que fueron establecidos como sistema general de espacios libres, y no sistema local, con el deseo de controlar desde la Gerencia de urbanismo un diseño de alta calidad en todo el frente de la ciudad desde que el viajero se baja del Avión y se desplaza al interior de nuestra ciudad….

Espero que, tras las elecciones, el gobierno municipal prosiga con esta idea que transciende a la mera implantación de un complejo comercial que, insisto, es la simple locomotora de lo que este trozo el territorio de Sevilla demanda, y se le exige, mucho más ambicioso para la ordenación territorial y para la creación de empleo industrial y de servicios tras las obras de urbanización y de construcción.

CUE Arquitectos y Abogados, Ingeniería & Project Management

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *